¿Te cuesta mantener una rutina constante de ejercicios? Hay varios trucos que pueden ayudarte a mantenerte activa y a ser constante en tus entrenamientos: hacerte con accesorios como nuestro set de bangles https://chiclove.com/product/bangles/ que te motiven a entrenar, potenciando al máximo los resultados de cada ejercicio; empezar con tablas que no te quiten mucho tiempo, acostumbrando poco a poco tu cuerpo, etc.

En Chic&Love queremos ayudarte a sacar la mejor versión de ti misma manteniendo tu rutina fitness y, por eso, te traemos 3 ejercicios para entrenar con nuestras bangles y que notes los resultados mucho más rápido:

1. Sentadillas con salto:

Las sentadillas son un ejercicio físico perfecto para fortalecer los músculos de las piernas y fortalecer los tendones y, de paso, tonificar los glúteos y la zona de las cartucheras. Solo tienes que colocarte nuestras bangles en los tobillos, abrir tus piernas hasta el ancho de tus hombros y juntar tus manos o estirar tus brazos en un ángulo de 90 grados. Cuando vayas a bajar, mantén los glúteos hacia atrás como si fueras a sentarte en una silla imaginaria y da un pequeño salto. Debes intentar mantener la espalda erguida en todo momento y evitar inclinarte demasiado hacia adelante. Cuando bajes, inspira, te será más fácil bajar y mantener la espalda recta.

2. Patada de glúteo:

Este ejercicio es perfecto para tonificar glúteos y piernas. Colócate las bangles en los tobillos y ponte en posición de cuadrupedia. Empuja una pierna hacia atrás con energía y se regresa a la postura inicial. Para que el movimiento resulte verdaderamente efectivo, es importante que el core (zona abdominal y baja de la espalda) se mantenga recto y en tensión durante todo el tiempo. Haz 3 repeticiones y repite 20 veces con cada pierna.

3. Sentadilla + rodilla:

Hay diferentes versiones de la sentadilla y una de ellas es levantando las rodillas para potenciar la intensidad del ejercicio. Con las bangles bien colocadas en los tobillos, abre tus piernas hasta el ancho de tus hombros y junta tus manos separando los codos. Cuando vayas a bajar, mantén los glúteos hacia atrás como si fueras a sentarte en una silla imaginaria y al incorporarte, sube la rodilla a la altura de tus codos.

Carrito
0